A esta fruta se le culpa
y fue cosa del demonio,
pues comieron de su pulpa
los del primer matrimonio.

 

más adivinanzas de frutas...

No soy de oro, plata no soy; ya te he dicho quién soy.

Arca, monarca, llena de placer; ningún carpintero te ha sabido hacer.