adivinanzas para niños

Aquí estamos doce hermanos;
yo, que el segundo nací,
soy el menor entre todos:
¿Cómo puede ser así?

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Para unos soy muy corto; para otros, regular; para los tristes muy largo; para Dios, la eternidad.

Somos doce hermanos y yo el más chiquito; cada cuatro años me crece el rabito.

Doce caballeros, nacidos del sol, todos mueren antes de los treinta y dos.

Son doce hermanas y todas gastan medias y, aunque, van numeradas todas son cantadas.

Todos me esperan pero nunca llego, porque cuando llego yo desaparezco.

Me hallo en los escritorios y en las casas comerciales, todos me miran quien soy para ver lo que contengo. Mis días están contados y el día que voy a morir ya se sabe de antemano.

Fui y no soy, no soy y fui, mañana seré y hablan siempre de mí.

Estoy condenado a un año y un día; si esto es cada cuatro, ¿mi nombre, sabrías?

Los siete son hermanitos y viven un solo día: cuando uno nace otro muere, y así se pasan la vida.

En un castillo redondo, doce caballeros de guardia están; un flaco lancero y un gordo escudero, marchan al compás.