adivinanzas para niños
Inicio   adivinanzas de juegos y juguetes
ya tenemos 1056 adivinanzas

adivinanzas de juegos y juguetes

Sobre un camino de hierro,
muchas sorpresas tendrás,
subo y bajo bruscamente,
a mucha velocidad.

Cuanto más y más lo llenas,
menos pesa y sube más.

Yo-yo me subo,
yo-yo me bajo;
si lo adivinas
eres muy majo.


Tengo caballos
que suben y bajan,
dan vueltas y vueltas
y nunca se cansan.

Para bailar me pongo la capa
y para bailar me la vuelvo a quitar,
porque no puedo bailar con la capa
y sin la capa no puedo bailar.


Sólo una faja es mi vestido,
cuando me lo quitan arranco a bailar.
Pies y manos no tengo,
pero a los más jóvenes entretengo.

Culebrinas de papel
de varias tonalidades,
las tiramos en las fiestas
y también en carnavales.


Un mundo de fantasía
cargadito de ilusiones,
despierta nuestra alegría
entre tantas atracciones.

Son mis fichas amarillas,
rojas, azules y verdes,
si las comes y las pillas,
tu te cuentas hasta veinte.


Si vas a la feria
te puedes montar;
vueltas y vueltas
subiendo y bajando,
unas contento
y otras gritando.

Con la nieve se hace
y el sol lo deshace.


Soy el juguete más apreciado
para las niñas como regalo.

Cuanto más y más lo llenas,
menos pesa y sube más.


Todos corren,
uno pita,
dos detienen,
muchos gritan.

Once jugadores
del mismo color,
diez van por el campo,
detrás de un balón.


Es un bonito juego:
tu te vas y yo me quedo;
cuento, cuento, cuento
y luego voy a tu encuentro.

Veintiocho caballeros,
de espaldas negras y lisas,
delante, todo agujeros,
por dominar se dan prisa.


Veintiocho caballeros
ataviados de levita,
que se ponen en la mesa
a jugar una partida.

Cubo que seis caras tiene,
veintiún puntos en total,
en el «Parchís» interviene
y en la «Oca»… pues igual.


Con caras muy blancas
llenas de lunares
a unos damos suerte,
a otros, pesares.

Si sumas uno más uno
evidente que da dos,
y si da dos te descubro
dos veces la solución
de este juego de salón.


¿Qué juego será,
que aunque nos movamos
siempre nos quedamos
en el mismo lugar?

Atada a una cuerda
volaba y volaba
y un niño en la tierra
la sujetaba.