adivinanzas para niños

Como el algodón
suelo en el aire flotar,
a veces otorgo lluvia
y otras, sólo humedad.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Como una peonza da vueltas al sol, gira que gira, sin tener motor.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.

Soy una bola grandota, que gira constantemente, y que desea saber, dónde meter tanta gente. Si ya sabes quien soy yo eres muy inteligente.

Vuela sin alas, silba sin boca, azota sin manos y tú ni lo ves ni lo tocas.

No soy estación del Metro ni soy estación del tren, pero soy una estación donde mil flores se ven.

Aparece por delante, por los lados, por la espalda, te descuidas un instante y te levanta la falda.

En el cielo soy de agua, en la tierra soy de polvo, en las iglesias de humo y mancha blanca en los ojos.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

En mí se mueren los ríos, y por mí los barcos van, muy breve es el nombre mío, tres letras tiene no más.

Girando toda su vida, toda su vida girando y no aprendió a ser más rápida da una vuelta y tarda un día, da otra vuelta y tarda un año.