adivinanzas para niños

Destacan en las orejas
creyéndose independientes,
van casi siempre en parejas.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Juntos, en ovillo, duermen los mellizos; cuando se separan, estirados andan.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Colgada voy por delante y al hombre hago elegante.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.