adivinanzas para niños

Es una enorme naranja
pero de zumo salado,
los gajos se le suponen
entre un par de meridianos.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.

Tengo lecho y no me acuesto tengo curso sin ser maestro.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.