¡Escapa, escapa!
que esto que te digo,
aunque no te obligo,
te abriga y te tapa.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!