adivinanzas para niños

¡Escapa, escapa!
que esto que te digo,
aunque no te obligo,
te abriga y te tapa.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Puedes llevarlo en el pelo y, a veces, en los zapatos, se coloca en la cintura y en el rabo de los gatos.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

De día llenos de carne, de noche con la boca al aire.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.