adivinanzas para niños

Hoy cuando me levanté,
puse uno en cada pie.
Como no son los zapatos,
dime tú… ¿qué puede ser?

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.