No soy estación del Metro
ni soy estación del tren,
pero soy una estación
donde mil flores se ven.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

En mí se mueren los ríos, y por mí los barcos van, muy breve es el nombre mío, tres letras tiene no más.