No soy estación del Metro
ni soy estación del tren,
pero soy una estación
donde mil flores se ven.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Kilómetros mido, hectolitros llevo, kilovatios doy, hectáreas mantengo.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.