adivinanzas para niños

Oscuro fue mi nacimiento,
y de blanco me vestí.
Pocas personas me quieren,
mas tienen respeto por mi.
¿Qué es?

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Dos niñas asomaditas, cada una a su ventana, lo ven y lo cuentan todo, sin decir una palabra.

Cueva con treinta y dos machacantes que dispone de un solo habitante.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

A muchos se lo suelen tomar si antes no se ha ido a pelar.

Al revolver una esquina me encontré con un convento, las monjas vestidas de blanco, la superiora en el centro, más arriba dos ventanas, más todavía un par de espejos y en lo más alto la plaza donde pasean los caballeros.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Al dar la vuelta a la esquina tropecé con un convento, las monjas iban de blanco y el sacristán en el centro.

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre

Dos niños en un andén, por más que se acerquen, no se ven. ¿Qué es?.