ya tenemos 1034 adivinanzas

las adivinanzas para niños más diver

Sólo tres letras tengo
pero tu peso yo sostengo.
Si me tratas con cuidado,
te llevaré a cualquier lado.


Podrás tocarlos,
podrás cortarlos,
pero nunca contarlos.


Porque no se caiga pagan,
pero, si se cae,
nadie se agacha
a recogerlo.

A muchos se lo suelen tomar
si antes no se ha ido a pelar.



Parecen persianas
que suben y bajan.

Son dos cortinas
en dos ventanitas
que bajando ocultan
dos niñas bonitas.


Adivina, adivinanza,
tiene un solo ojo
y una cara ancha.


Atrás panza
y delante espinazo,
aciértamelo
pedazo de ganso.

Laterales parapetos
que van siempre por parejas;
les encantan los secretos.


Tiene grandes pabellones,
pero no tiene habitaciones.

Vive en la panza
y se enseña en ciertas danzas.


Si los abro veo
si los cierro sueño.

En un huerto no muy llano
hay dos cristalinas fuentes,
no está a gusto el hortelano
cuando crecen las corrientes.


Dos niñas asomaditas
cada una a su ventana;
lo ven y lo cuentan todo,
sin decir una palabra.

Dos fuentes muy cristalinas
están en medio de un llano
y cuando las fuentes manan
no está muy contento el amo.


Tengo un tabique en el medio
y dos ventanas a los lados
por las que entra el aire puro
y sale el ya respirado.

Si aciertas esta pregunta
te anotarás un buen tanto:
¿qué cosa acabada en punta
tienes entre risa y llanto?


Cinco hijitos tiene cada una
y dan tortazos como ninguna.

Entre dos murallas blancas
hay una flor colorada,
que con lluvia o con buen tiempo,
está siempre bien mojada.


Google+