adivinanzas para niños

Somos verdes y amarillas,
también somos coloradas,
es famosa nuestra tarta
y también puedes comernos
sin que estemos cocinadas.

 

más adivinanzas de frutas...

A esta fruta se le culpa y fue cosa del demonio, pues comieron de su pulpa los del primer matrimonio.

Agua pasa por mi casa, cate por mi corazón. El que no lo adivinara, será un burro cabezón.

Si tú me quieres comer, me verás marrón peludo y no me podrás romper porque por fuera soy duro.

Es santa y no bautizada, y trae consigo el día, gorda es y colorada y tiene la sangre fría.