adivinanzas para niños

Nadie admira tu cantar,
ni tus patas, ni tu pico,
ya que todos quedan
prendados de tu abanico.

 

más adivinanzas de animales...

Me roban mi vestidura porque la fuerza es su ley y visten con mis despojos desde el esclavo hasta el rey.

Hablo y no pienso, lloro y no siento, río sin razón y miento sin intención.

Por aquel camino va caminando quien no es gente; adivínelo el prudente que el nombre se quedó atrás.

En el estanque me admiran, por mi elegancia y belleza tengo cuello largo y fino y muy bonita cabeza.