adivinanzas para niños

Nadie admira tu cantar,
ni tus patas, ni tu pico,
ya que todos quedan
prendados de tu abanico.

 

más adivinanzas de animales...

Adivina quien yo soy: al ir parece que vengo, y al venir, es que me voy.

Mientras ella cacarea, él va buscando pelea.

Anda, nada, vuela, no gasta zapato, va dejando estela.

Chiquitín y danzarín, pasa las noches rondando con lanza y con cornetín.

En un monte muy espeso anda un animal sin hueso.

Adivina, adivinanza, ¿qué familia de animales tiene redecilla y panza?

Por aquel camino va caminando quien no es gente; adivínelo el prudente que el nombre se quedó atrás.

Del fin del estanque vengo, para mirar a los niños, a los cuales entretengo, con saltos, juegos y brincos. ¿Quién soy?

Su padre relincha con pésima voz, su madre rebuzna y suelta una coz.

Aunque no soy pajarillo canto sin ninguna pena y cuando en plural me usan represento la condena.