Nadie admira tu cantar,
ni tus patas, ni tu pico,
ya que todos quedan
prendados de tu abanico.

 

más adivinanzas de animales...

Cuantas manos le dio el mar a este extraño pasajero que lo quieren contratar para que juegue de arquero ¿quién es?

Animal soy, desde luego; me llaman el jorobado, y que tengo cuatro patas, ya se da por descontado.