adivinanzas para niños

Aunque yo llevo pijama,
siempre ando muy despierta,
por no servir al león
de suculenta merienda.

 

más adivinanzas de animales...

Voy con mi casa al hombro, camino sin tener patas, y voy marcando mi huella con un hilito de plata.

Tiene ojos de gato y no es gato, orejas de gato y no es gato; patas de gato y no es gato; rabo de gato y no es gato, maúlla y no es gato.

¿Quién es el que hace, ya le pregunten o no, con la cabeza que sí y con la cola que no?

Soy roja como un rubí y llevo pintitas negras, me encuentro en el jardín, en las plantas o en la hierba.

Cuando nada en los ríos parece un tronco flotante, pero si muestra sus dientes todos huyen al instante.

Mis patas largas, mi pico largo, hago mi casa en el campanario.

Adivina, adivinajera: no tiene traje y sí faltriquera.

Dos torres altas, dos miradores, un quitamoscas, cuatro andadores.

Soy chiquitito, puedo nadar, vivo en los ríos y en alta mar.

Te doy leche y mi lana, y para hablar digo: «beeeee», si no adivinas mi nombre yo nunca te lo diré.