adivinanzas para niños

Aunque sepas ésto,
mago no serás,
si no sabes dónde,
lo digerirás.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.

Si los abro veo si los cierro sueño.

¿Qué es rojo por dentro, y amable por fuera?

Dos fuentes muy cristalinas están en medio de un llano y cuando las fuentes manan no está muy contento el amo.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Dos niños en un andén, por más que se acerquen, no se ven. ¿Qué es?.

¿Cuál es la mitad de uno?

En un huerto no muy llano hay dos cristalinas fuentes, no está a gusto el hortelano, cuando crecen las corrientes.