adivinanzas para niños

Dos estrellas se han perdido,
en el cielo no aparecen,
en tu casa se han metido
y en tu cara resplandecen.
¿Qué son?

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.

Al dar la vuelta a la esquina tropecé con un convento, las monjas iban de blanco y el sacristán en el centro.

En un huerto no muy llano hay dos cristalinas fuentes, no está a gusto el hortelano, cuando crecen las corrientes.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Uno larguito, dos más bajitos, otro chico y flaco, y otro gordazo.

¿Qué instrumento se puede escuchar, pero no se puede ver ni tocar?

Adivina, adivinanza, tiene un solo ojo y una cara ancha.

Dos fuentes muy cristalinas están en medio de un llano y cuando las fuentes manan no está muy contento el amo.