adivinanzas para niños

Dos estrellas se han perdido,
en el cielo no aparecen,
en tu casa se han metido
y en tu cara resplandecen.
¿Qué son?

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre

Pozo hondo, soga larga, y si no se dobla no alcanza.

Adivina, adivinanza, tiene un solo ojo y una cara ancha.

Dos estrellas se han perdido, en el cielo no aparecen, en tu casa se han metido y en tu cara resplandecen. ¿Qué son?

Al dar la vuelta a la esquina tropecé con un convento, las monjas iban de blanco y el sacristán en el centro.

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

¿Qué instrumento se puede escuchar, pero no se puede ver ni tocar?

Dos niñas asomaditas, cada una a su ventana, lo ven y lo cuentan todo, sin decir una palabra.

Dos fuentes muy cristalinas están en medio de un llano y cuando las fuentes manan no está muy contento el amo.

Atrás panza y delante espinazo, aciértamelo pedazo de ganso.