adivinanzas para niños

Guardada en estrecha cárcel
por soldados de marfil,
está una roja culebra,
que es la madre del mentir.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.

Enfundados siempre van y hay que tener cuidado con las patadas que dan.

Sólo tres letras tengo pero tu peso yo sostengo. Si me tratas con cuidado, te llevaré a cualquier lado.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Juntos vienen, juntos van, uno va delante, otro va detrás.

Cinco hijitos tiene cada una y dan tortazos como ninguna.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

Ordenes da, órdenes recibe, algunas autoriza, otras prohíbe.

A muchos se lo suelen tomar si antes no se ha ido a pelar.