adivinanzas para niños

Una señora,
muy enseñoreada,
siempre va en coche
y siempre va mojada.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Formamos, como soldados, en una fila y somos carniceros toda la vida

Dos estrellas se han perdido, en el cielo no aparecen, en tu casa se han metido y en tu cara resplandecen. ¿Qué son?

Al revolver una esquina me encontré con un convento, las monjas vestidas de blanco, la superiora en el centro, más arriba dos ventanas, más todavía un par de espejos y en lo más alto la plaza donde pasean los caballeros.

A muchos se lo suelen tomar si antes no se ha ido a pelar.

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Pozo hondo, soga larga, y si no se dobla no alcanza.

Guardada en estrecha cárcel por soldados de marfil, está una roja culebra, que es la madre del mentir.

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.

Atrás panza y delante espinazo, aciértamelo pedazo de ganso.

Con ella vives, con ella hablas, con ella rezas y hasta bostezas.