adivinanzas para niños

Al dar la vuelta a la esquina
tropecé con un convento,
las monjas iban de blanco
y el sacristán en el centro.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Laterales parapetos, que van siempre por parejas, les encantan los secretos.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

¿Cuál es la mitad de uno?

Tiene grandes pabellones, pero no tiene habitaciones.

Oscuro fue mi nacimiento, y de blanco me vestí. Pocas personas me quieren, mas tienen respeto por mi. ¿Qué es?

Aunque sepas ésto, mago no serás, si no sabes dónde, lo digerirás.

Cueva con treinta y dos machacantes que dispone de un solo habitante.