adivinanzas para niños

Hay en la plaza nueva
un monte, y en él dos cuevas.
Más abajo un pozo hondo
que tiene el brocal rojo.
Altas ventanas, iguales,
y en ellas, dos niñas bellas
que, a través de los cristales,
todo lo ven y lo observan.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Pozo hondo, soga larga, y si no se dobla no alcanza.

Dos niñas asomaditas, cada una a su ventana, lo ven y lo cuentan todo, sin decir una palabra.

Oscuro fue mi nacimiento, y de blanco me vestí. Pocas personas me quieren, mas tienen respeto por mi. ¿Qué es?

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Tiene grandes pabellones, pero no tiene habitaciones.

Juntos vienen, juntos van, uno va delante, otro va detrás.

Si aciertas esta pregunta, te anotarás un buen tanto: ¿qué cosa acabada en punta tienes entre risa y llanto?

Aunque sepas ésto, mago no serás, si no sabes dónde, lo digerirás.