adivinanzas para niños

Hay en la plaza nueva
un monte, y en él dos cuevas.
Más abajo un pozo hondo
que tiene el brocal rojo.
Altas ventanas, iguales,
y en ellas, dos niñas bellas
que, a través de los cristales,
todo lo ven y lo observan.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Si aciertas esta pregunta, te anotarás un buen tanto: ¿qué cosa acabada en punta tienes entre risa y llanto?

Pozo hondo, soga larga, y si no se dobla no alcanza.

A muchos se lo suelen tomar si antes no se ha ido a pelar.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

¿Qué instrumento se puede escuchar, pero no se puede ver ni tocar?

Formamos, como soldados, en una fila y somos carniceros toda la vida

Tiene grandes pabellones, pero no tiene habitaciones.

Aunque sepas ésto, mago no serás, si no sabes dónde, lo digerirás.

Laterales parapetos, que van siempre por parejas, les encantan los secretos.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.