adivinanzas para niños

Dicen que son de dos,
pero siempre son de una.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Parecen persianas, que suben y bajan.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Cinco hermanos muy unidos, que no se pueden mirar, cuando riñen aunque quieras, no los puedes separar.

Adivina, adivinanza, tiene un solo ojo y una cara ancha.

Vive en la panza y se enseña en ciertas danzas.

Tiene grandes pabellones, pero no tiene habitaciones.

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre

Pozo hondo, soga larga, y si no se dobla no alcanza.

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.