adivinanzas para niños

¿Quién seré yo que encerrada
soy donde quiera que voy,
me encuentro siempre mojada
y al cielo pegada estoy.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

¿Qué instrumento se puede escuchar, pero no se puede ver ni tocar?

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

Ordenes da, órdenes recibe, algunas autoriza, otras prohíbe.

En un huerto no muy llano hay dos cristalinas fuentes, no está a gusto el hortelano, cuando crecen las corrientes.

Si aciertas esta pregunta, te anotarás un buen tanto: ¿qué cosa acabada en punta tienes entre risa y llanto?

Al dar la vuelta a la esquina tropecé con un convento, las monjas iban de blanco y el sacristán en el centro.

Adivina, adivinanza, tiene un solo ojo y una cara ancha.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.