adivinanzas para niños

Una capilla llena de gente
y un capellán en medio
que predica siempre

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Dos estrellas se han perdido, en el cielo no aparecen, en tu casa se han metido y en tu cara resplandecen. ¿Qué son?

Cinco hijitos tiene cada una y dan tortazos como ninguna.

Atrás panza y delante espinazo, aciértamelo pedazo de ganso.

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre

Con ella vives, con ella hablas, con ella rezas y hasta bostezas.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Parecen persianas, que suben y bajan.

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.