adivinanzas para niños

Sólo tres letras tengo
pero tu peso yo sostengo.
Si me tratas con cuidado,
te llevaré a cualquier lado.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Laterales parapetos, que van siempre por parejas, les encantan los secretos.

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.

Tiene grandes pabellones, pero no tiene habitaciones.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Si aciertas esta pregunta, te anotarás un buen tanto: ¿qué cosa acabada en punta tienes entre risa y llanto?

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Pozo hondo, soga larga, y si no se dobla no alcanza.