adivinanzas para niños

Dos niñas van a la par,
y no se pueden mirar.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Enfundados siempre van y hay que tener cuidado con las patadas que dan.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Adivina, adivinanza, tiene un solo ojo y una cara ancha.

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

Laterales parapetos, que van siempre por parejas, les encantan los secretos.

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Guardada en estrecha cárcel por soldados de marfil, está una roja culebra, que es la madre del mentir.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Como la piedra son duros, para el perro un buen manjar, y sin ellos no podrías ni saltar ni caminar.