adivinanzas para niños

Tengo un tabique en el medio
y dos ventanas a los lados
por las que entra el aire puro
y sale el ya respirado.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Atrás panza y delante espinazo, aciértamelo pedazo de ganso.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.

Guardada en estrecha cárcel por soldados de marfil, está una roja culebra, que es la madre del mentir.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Como la piedra son duros, para el perro un buen manjar, y sin ellos no podrías ni saltar ni caminar.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.

Si los abro veo si los cierro sueño.

Aunque sepas ésto, mago no serás, si no sabes dónde, lo digerirás.

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.