adivinanzas para niños

Vive en la panza
y se enseña en ciertas danzas.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Como la piedra son duros, para el perro un buen manjar, y sin ellos no podrías ni saltar ni caminar.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Enfundados siempre van y hay que tener cuidado con las patadas que dan.

Si los abro veo si los cierro sueño.

Formamos, como soldados, en una fila y somos carniceros toda la vida

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Ordenes da, órdenes recibe, algunas autoriza, otras prohíbe.

¿Qué es rojo por dentro, y amable por fuera?

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre