adivinanzas para niños

Cinco hijitos tiene cada una
y dan tortazos como ninguna.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Sólo tres letras tengo pero tu peso yo sostengo. Si me tratas con cuidado, te llevaré a cualquier lado.

Parecen persianas, que suben y bajan.

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

Al revolver una esquina me encontré con un convento, las monjas vestidas de blanco, la superiora en el centro, más arriba dos ventanas, más todavía un par de espejos y en lo más alto la plaza donde pasean los caballeros.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Uno larguito, dos más bajitos, otro chico y flaco, y otro gordazo.

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.

¿Cuál es la planta más olorosa?

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.