adivinanzas para niños

Al revolver una esquina
me encontré con un convento,
las monjas vestidas de blanco,
la superiora en el centro,
más arriba dos ventanas,
más todavía un par de espejos
y en lo más alto la plaza
donde pasean los caballeros.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Pozo hondo, soga larga, y si no se dobla no alcanza.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Formamos, como soldados, en una fila y somos carniceros toda la vida

Uno larguito, dos más bajitos, otro chico y flaco, y otro gordazo.

Enfundados siempre van y hay que tener cuidado con las patadas que dan.

Oscuro fue mi nacimiento, y de blanco me vestí. Pocas personas me quieren, mas tienen respeto por mi. ¿Qué es?

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre

Vive en la panza y se enseña en ciertas danzas.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.