adivinanzas para niños

Dos niñas asomaditas,
cada una a su ventana,
lo ven y lo cuentan todo,
sin decir una palabra.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Ordenes da, órdenes recibe, algunas autoriza, otras prohíbe.

Parecen persianas, que suben y bajan.

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.

Cinco hijitos tiene cada una y dan tortazos como ninguna.

Cinco hermanos muy unidos, que no se pueden mirar, cuando riñen aunque quieras, no los puedes separar.

Uno larguito, dos más bajitos, otro chico y flaco, y otro gordazo.

¿Cuál es la planta más olorosa?

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.