adivinanzas para niños

Dos niñas asomaditas,
cada una a su ventana,
lo ven y lo cuentan todo,
sin decir una palabra.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Como la piedra son duros, para el perro un buen manjar, y sin ellos no podrías ni saltar ni caminar.

Oscuro fue mi nacimiento, y de blanco me vestí. Pocas personas me quieren, mas tienen respeto por mi. ¿Qué es?

Dos niñas van a la par, y no se pueden mirar.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.

Formamos, como soldados, en una fila y somos carniceros toda la vida

Al revolver una esquina me encontré con un convento, las monjas vestidas de blanco, la superiora en el centro, más arriba dos ventanas, más todavía un par de espejos y en lo más alto la plaza donde pasean los caballeros.

Con ella vives, con ella hablas, con ella rezas y hasta bostezas.