adivinanzas para niños

Son dos cortinas
en dos ventanitas
que bajando ocultan
dos niñas bonitas.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Cinco hermanos muy unidos, que no se pueden mirar, cuando riñen aunque quieras, no los puedes separar.

Como la piedra son duros, para el perro un buen manjar, y sin ellos no podrías ni saltar ni caminar.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Tiene grandes pabellones, pero no tiene habitaciones.

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.

Al revolver una esquina me encontré con un convento, las monjas vestidas de blanco, la superiora en el centro, más arriba dos ventanas, más todavía un par de espejos y en lo más alto la plaza donde pasean los caballeros.

Parecen persianas, que suben y bajan.

Guardada en estrecha cárcel por soldados de marfil, está una roja culebra, que es la madre del mentir.

Vive en la panza y se enseña en ciertas danzas.

Dos fuentes muy cristalinas están en medio de un llano y cuando las fuentes manan no está muy contento el amo.