adivinanzas para niños

Cueva con treinta y dos machacantes
que dispone de un solo habitante.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Dos fuentes muy cristalinas están en medio de un llano y cuando las fuentes manan no está muy contento el amo.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Con ella vives, con ella hablas, con ella rezas y hasta bostezas.

Como la piedra son duros, para el perro un buen manjar, y sin ellos no podrías ni saltar ni caminar.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.

Al revolver una esquina me encontré con un convento, las monjas vestidas de blanco, la superiora en el centro, más arriba dos ventanas, más todavía un par de espejos y en lo más alto la plaza donde pasean los caballeros.

No es reloj, pero hace TIC TAC, no usa pilas pero no para de andar...

Cinco hijitos tiene cada una y dan tortazos como ninguna.