adivinanzas para niños

Cueva con treinta y dos machacantes
que dispone de un solo habitante.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Parecen persianas, que suben y bajan.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.

Ordenes da, órdenes recibe, algunas autoriza, otras prohíbe.

Guardada en estrecha cárcel por soldados de marfil, está una roja culebra, que es la madre del mentir.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.

Sólo tres letras tengo pero tu peso yo sostengo. Si me tratas con cuidado, te llevaré a cualquier lado.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.

Dos estrellas se han perdido, en el cielo no aparecen, en tu casa se han metido y en tu cara resplandecen. ¿Qué son?