adivinanzas para niños

Enfundados siempre van
y hay que tener cuidado
con las patadas que dan.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Vive en la panza y se enseña en ciertas danzas.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Tiene grandes pabellones, pero no tiene habitaciones.

Oscuro fue mi nacimiento, y de blanco me vestí. Pocas personas me quieren, mas tienen respeto por mi. ¿Qué es?

Enfundados siempre van y hay que tener cuidado con las patadas que dan.

Aunque sepas ésto, mago no serás, si no sabes dónde, lo digerirás.

En un huerto no muy llano hay dos cristalinas fuentes, no está a gusto el hortelano, cuando crecen las corrientes.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.