adivinanzas para niños

Me pisas y no me quejo,
me cepillas si me mancho,
y con mi hermano gemelo
bajo tu cama descanso.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

De pergaminos, o sedas, o papel hechos estamos; en verano gusto damos; las manos han de estar quedas, si es que nuestro oficio usamos.

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.