adivinanzas para niños

Me pisas y no me quejo,
me cepillas si me mancho,
y con mi hermano gemelo
bajo tu cama descanso.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Para salir a la esquina ponte pan en el talón y camina.

Aunque la quite del agua, sigue en agua.

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.