adivinanzas para niños

Me pisas y no me quejo,
me cepillas si me mancho,
y con mi hermano gemelo
bajo tu cama descanso.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Juntos, en ovillo, duermen los mellizos; cuando se separan, estirados andan.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

De pergaminos, o sedas, o papel hechos estamos; en verano gusto damos; las manos han de estar quedas, si es que nuestro oficio usamos.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».