adivinanzas para niños

Ani lloró todo el día;
perdió lo que más quería

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

De pergaminos, o sedas, o papel hechos estamos; en verano gusto damos; las manos han de estar quedas, si es que nuestro oficio usamos.

Tengo corazón sin ser persona, tengo bata sin ser mujer. y el hombre elegante me lleva delante.

No he de darte más razones, sin mi perderías los pantalones.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.