adivinanzas para niños

Ani lloró todo el día;
perdió lo que más quería

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Aunque la quite del agua, sigue en agua.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

De pergaminos, o sedas, o papel hechos estamos; en verano gusto damos; las manos han de estar quedas, si es que nuestro oficio usamos.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Juntos, en ovillo, duermen los mellizos; cuando se separan, estirados andan.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.