adivinanzas para niños

No me utilizan los patos
más me llevan de apellido,
con «Z» empieza mi nombre,
¡y ya el resto es pan comido!

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Puedes llevarlo en el pelo y, a veces, en los zapatos, se coloca en la cintura y en el rabo de los gatos.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.