adivinanzas para niños

Dos hermanitos muy igualitos,
en llegando a viejecitos
abren los ojitos.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Redondo, redondo, sin tapa, sin fondo.