adivinanzas para niños

Dos hermanitos muy igualitos,
en llegando a viejecitos
abren los ojitos.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Tengo corazón sin ser persona, tengo bata sin ser mujer. y el hombre elegante me lleva delante.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.