adivinanzas para niños

Redondito, redondón,
no tiene tapa ni tapón.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.