adivinanzas para niños

Hoy cuando me levanté,
puse uno en cada pie.
Como no son los zapatos,
dime tú… ¿qué puede ser?

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

De pergaminos, o sedas, o papel hechos estamos; en verano gusto damos; las manos han de estar quedas, si es que nuestro oficio usamos.

De día llenos de carne, de noche con la boca al aire.

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Tengo corazón sin ser persona, tengo bata sin ser mujer. y el hombre elegante me lleva delante.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.