adivinanzas para niños

Hoy cuando me levanté,
puse uno en cada pie.
Como no son los zapatos,
dime tú… ¿qué puede ser?

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.

Redondo, redondo, sin tapa, sin fondo.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Tengo corazón sin ser persona, tengo bata sin ser mujer. y el hombre elegante me lleva delante.