adivinanzas para niños

Hoy cuando me levanté,
puse uno en cada pie.
Como no son los zapatos,
dime tú… ¿qué puede ser?

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Para salir a la esquina ponte pan en el talón y camina.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

De día llenos de carne, de noche con la boca al aire.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.