adivinanzas para niños

Ruedo y ruedo,
y en los bolsillos me quedo.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Es una caja habladora, que vive en todas las casas, y se calla a muy alta hora.

Aunque soy iluminada siempre me tienen colgada.

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

En la mesa me ponen y sobre mí todos comen.

Ya ves, ya ves, tan claro que es. No me la adivines de aquí a un mes.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

De mi madre nací yo, sin fundamento de padre, y luego me he muerto yo y de mi nació mi madre.

En el buen tiempo a nadie marea, en cuanto llueve repiquetea.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

Te lo digo y no me entiendes, no tengo boca y si tengo dientes