adivinanzas para niños

Habla y no tiene boca,
oye y no tiene oído,
es chiquito y hace ruido,
muchas veces se equivoca.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Si me mojas hago espuma, con ojitos de cristal, y tu cuerpo se perfuma, mientras llega mi final.

Puede ser de Persia, puede ser de Ana, por más que se enrolle, se ve en la ventana.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

De mi madre nací yo, sin fundamento de padre, y luego me he muerto yo y de mi nació mi madre.

Es tu favorita cuando sientes frío; la encuentras escrita en el verso mío.

De nada me sirven, estas cuatro patas, que quieta estoy siempre, sobre mí, el durmiente.

Con patas y espalda, no se mueve ni anda.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

¿Que le pones a una caja que la hace más ligera?

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.