adivinanzas para niños

Me compran para dormir
y me encanta sacudir.
¿Qué soy?

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

Caja llena de soldados, todos largos y delgados, con gorritos colorados.

Sale de la sala, entra en la cocina, meneando la cola como una gallina.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Tiene luna, no es planeta; tiene marco y no es puerta.

Adivíname ésa.

Quien me mira se refleja así nadie tendrá una queja.

Ruedo y ruedo, y en los bolsillos me quedo.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

Cuando te veo me ves, cuando me ves te veo, y no te parezco feo.