adivinanzas para niños

Pequeña como una pera
y alumbra la casa entera.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Ya ves, ya ves, tan claro que es. No me la adivines de aquí a un mes.

Sale de la sala, entra en la cocina, meneando la cola como una gallina.

En los baños suelo estar, aunque provengo del mar.

Habla y no tiene boca, oye y no tiene oído, es chiquito y hace ruido, muchas veces se equivoca.

Vivo en alta situación y en continuo movimiento, con exactitud presento del aire la dirección.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Una caja en tu casa que te sube y que te baja.

Está hecha de metal, de madera o de cristal y golpes siempre recibe cuando la entrada prohíbe.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.