adivinanzas para niños

Tengo patas bien derechas,
mas no me puedo mover,
llevo a cuestas la comida
y no la puedo comer.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Aunque de comida voy cargado, la gente me vacía, y nunca soy tragado.

Quien me mira se refleja así nadie tendrá una queja.

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

Cuando te veo me ves, cuando me ves te veo, y no te parezco feo.

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.

De nada me sirven, estas cuatro patas, que quieta estoy siempre, sobre mí, el durmiente.

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.

No pienses que es una col, o que baila el chachachá; búscala sobre tu cama, que yo te la he dicho ya.

Es una caja habladora, que vive en todas las casas, y se calla a muy alta hora.

Que timbre y número tenga y en verdad portal no sea es cierto, y el que desea hablar por él, no lo cuelga.