adivinanzas para niños

Aunque de comida voy cargado,
la gente me vacía,
y nunca soy tragado.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

No pienses que es una col, o que baila el chachachá; búscala sobre tu cama, que yo te la he dicho ya.

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

Tengo dientes y no muerdo, desenredo con cuidado, caminos abro en tu pelo, ya sea liso o rizado.

Con mi cara tan cuadrada, lisa o con dibujitos, resignada y por los suelos, me repito, me repito...

Es una caja habladora, que vive en todas las casas, y se calla a muy alta hora.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

Con patas y espalda, no se mueve ni anda.

Tiene luna, no es planeta; tiene marco y no es puerta.

De nada me sirven, estas cuatro patas, que quieta estoy siempre, sobre mí, el durmiente.

Poseo dientes y ojos y para hacerme trabajar me has de meter en cerrojos.