adivinanzas para niños

Aunque de comida voy cargado,
la gente me vacía,
y nunca soy tragado.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Sale de la sala, entra en la cocina, meneando la cola como una gallina.

Una caja en tu casa que te sube y que te baja.

Un animalito con cuatro dientes, que nos trae comida muy diligente.

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.

Me compran para dormir y me encanta sacudir. ¿Qué soy?

Aunque tengo cuatro patas, yo nunca puedo correr, tengo la comida encima, y no la puedo comer.

Es un campo colorado con los surcos muy derechos; muy en alto está situado e inclinado de dos lados.

Es venta y no se vende, es Ana, pero no es gente.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Es verdad que tú le miras, es mentira que te ve, sois iguales uno al otro, está claro que eres él.