adivinanzas para niños

Aunque de comida voy cargado,
la gente me vacía,
y nunca soy tragado.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.

Llevo secretos a voces, corriendo por esos mundos y sin que nadie los oiga los doy en unos segundos.

Quien me mira se refleja así nadie tendrá una queja.

Siempre andamos por el suelo de alcobas y de salones y en historias orientales hasta hacemos algún vuelo.

Golpe va, golpe viene y en su puesto se mantiene.

Es un campo colorado con los surcos muy derechos; muy en alto está situado e inclinado de dos lados.

Adivíname ésa.

Cabezón y muy delgado, que se pone siempre negro, después de haber sido frotado.

Caja llena de soldados, todos largos y delgados, con gorritos colorados.

Tengo dientes y no muerdo, desenredo con cuidado, caminos abro en tu pelo, ya sea liso o rizado.