adivinanzas para niños

La cara que yo acaricio,
dejo de seda al momento,
porque ni un pelo se resiste
a mi marcha, ¡buen invento!

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Llevo secretos a voces, corriendo por esos mundos y sin que nadie los oiga los doy en unos segundos.

Me compran para dormir y me encanta sacudir. ¿Qué soy?

¿Que le pones a una caja que la hace más ligera?

Que timbre y número tenga y en verdad portal no sea es cierto, y el que desea hablar por él, no lo cuelga.

Tengo dientes y no muerdo, desenredo con cuidado, caminos abro en tu pelo, ya sea liso o rizado.

Ya ves, ya ves, tan claro que es. No me la adivines de aquí a un mes.

Pino sobre pino, sobre pino, lino, sobre lino, flores y alrededor amores.

Golpe va, golpe viene y en su puesto se mantiene.

Dicen que quien lo tiene es muy gracioso, se sacude en la mesa contra lo soso.