adivinanzas para niños

Aunque yo nunca me mueva
por mí suben, por mi bajan;
soy de diversas materias
y mi utilidad la halagan.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

Fui a la plaza y compré un negrito. Llegué a la casa y se puso coloradito. ¿Qué es?

Habla y no tiene boca, oye y no tiene oído, es chiquito y hace ruido, muchas veces se equivoca.

Aunque tengo cuatro patas, yo nunca puedo correr, tengo la comida encima, y no la puedo comer.

¿Quién será la desvelada, lo puedes tú discurrir? día y noche está acostada y no se puede dormir.

Está hecha de metal, de madera o de cristal y golpes siempre recibe cuando la entrada prohíbe.

Cabezón y muy delgado, que se pone siempre negro, después de haber sido frotado.

Aunque no hable, lo cuenta todo por cable.

Chiquita como un ratón guarda la casa como un león