adivinanzas para niños

Aunque yo nunca me mueva
por mí suben, por mi bajan;
soy de diversas materias
y mi utilidad la halagan.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Es un campo colorado con los surcos muy derechos; muy en alto está situado e inclinado de dos lados.

Aunque no hable, lo cuenta todo por cable.

Aunque soy iluminada siempre me tienen colgada.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

Estoy dentro de él y no puedo entrar en él.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Te lo digo y no me entiendes, no tengo boca y si tengo dientes

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.

Es verdad que tú le miras, es mentira que te ve, sois iguales uno al otro, está claro que eres él.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.