adivinanzas para niños

Un barbecho
bien labrado,
ni entra mula,
ni entra arado.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Un barbecho bien labrado, ni entra mula, ni entra arado.

Aunque yo nunca me mueva por mí suben, por mi bajan; soy de diversas materias y mi utilidad la halagan.

Caja llena de soldados, todos largos y delgados, con gorritos colorados.

Fui a la plaza y compré un negrito. Llegué a la casa y se puso coloradito. ¿Qué es?

¿Que le pones a una caja que la hace más ligera?

Un animalito con cuatro dientes, que nos trae comida muy diligente.

Puede ser de Persia, puede ser de Ana, por más que se enrolle, se ve en la ventana.

Sin ella en la mano ni entras ni sales, ni vas a la calle.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.