adivinanzas para niños

Una señorita
de carnes muy blandas,
que sin ser enferma
siempre está en la cama.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.

Cuatro patas tiene y no puede andar también cabecera sin saber hablar.

Habla y no tiene boca, oye y no tiene oído, es chiquito y hace ruido, muchas veces se equivoca.

Aunque tengo cuatro patas, yo nunca puedo correr, tengo la comida encima, y no la puedo comer.

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.

Lo usa el tendero para comer, lo lleva entero si sabes leer.

Sube llena, baja vacía, y si no se da prisa, la sopa se enfría,

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.

Si me mojas hago espuma, con ojitos de cristal, y tu cuerpo se perfuma, mientras llega mi final.

En lo más alto me ponen para que el aire me dé. El aire me zarandea, Y siempre lo miro a él.