adivinanzas para niños

Una señorita
de carnes muy blandas,
que sin ser enferma
siempre está en la cama.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Yo tengo calor y frío, y no frío sin calor, y sin ser ni mar ni río, peces en mí he visto yo.

Con mi cara tan cuadrada, lisa o con dibujitos, resignada y por los suelos, me repito, me repito...

Es una caja habladora, que vive en todas las casas, y se calla a muy alta hora.

Llevo secretos a voces, corriendo por esos mundos y sin que nadie los oiga los doy en unos segundos.

Durante el verano escondido, en el invierno encendido.

Estoy dentro de él y no puedo entrar en él.

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.

Tiene luna, no es planeta; tiene marco y no es puerta.

Cuando te veo me ves, cuando me ves te veo, y no te parezco feo.

Del techo al suelo, cortada y fina, tela con vuelo.