adivinanzas para niños

¿Quién pensaréis que yo soy,
que cuanto más y más lavo,
mucho más sucia me voy?

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Cabecita fría la noche haces día cuando te restriego, cabeza de fuego.

Adivíname ésa.

Dicen que tiene y no tiene, mucho pincha, poco retiene.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

Como conoce la clave, gira por su laberinto y deja entrar al recinto.

De mi madre nací yo, sin fundamento de padre, y luego me he muerto yo y de mi nació mi madre.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Del techo al suelo, cortada y fina, tela con vuelo.

Una señorita de carnes muy blandas, que sin ser enferma siempre está en la cama.

Un campo bien labrado no gasta reja ni arado.